LA DISCRIMINACIÓN LABORAL DE LOS MAYORES DE 45 AÑOS MIENTRAS EL MUNDO AVANZA A INDUSTRIA 4.0

LA DISCRIMINACIÓN LABORAL DE LOS MAYORES DE 45 AÑOS

MIENTRAS EL MUNDO AVANZA A INDUSTRIA 4.0

Nadie la reconoce.  Solo los que la padecen.

Cualquier acto de discriminación es inmoral. Apoyarse en diferencias para evaluar a otro es producto de factores sociales y personales y de lo cual no siempre somos conscientes.

En el mundo del trabajo han existido siempre criterios de selección. Siempre se ha seleccionado para un trabajo a quienes tienen características, ya sea por su fuerza, inteligencia, experiencia, instrucción o lo que el puesto demande para ser cubierto rápidamente y económicamente disponible para agregar valor (en el menor tiempo y al más bajo costo). Cuando la fuerza física era el valor que tenia la persona, con mirarlo alcanzaba.  Cuando lo que se requería eran destrezas con verlo era suficiente. La psicometría era un campo de la educación, intentaban medir la inteligencia, en tanto la salud mental impulsaba las técnicas de exploración de la personalidad .Hasta que la Guerras mundiales requieren primero una y luego la otra, seleccionar de manera rápida eficiente y eficaz personas para la guerra.  Así se va conformando un modelo de selección para el trabajo.

El empleador tiene un descripción del puesto a cubrir (job description) escrita o no, donde están los requerimientos del cargo. Se busca entonces alguien idóneo para ese puesto. Allí se utiliza o no una investigación psicológica, esto es tratar de ver si el candidato o candidatos cubren la necesidad.  Intuición del empleador o utilización de técnicas que miden la inteligencia y la personalidad que sumados a otros requerimientos del puesto, se pretende faciliten encontrar el candidato adecuado.  (valga una aclaración técnica, ningún estudio psicotécnico es preeditor de la adecuación de la persona al cargo).

Siempre el cargo a cubrir tiene requisitos que enmarcan el perfil, dejando afuera aquellos que no lo cubren. Esto es un criterio de discriminación que resulta operativo y se basa en criterios operativos. Todos los seres humanos somos iguales pero no todos tenemos las mismas características, o formación o lugar de residencia, por nombrar algunas. Es entonces necesario aplicar filtros para llegar al que se necesita. Se busca optimizar el funcionamiento de la Organización que está evaluando. Se busca quien tenga mejores posibilidades de desempeño en el lugar requerido.

Esto es claro. Pero esto se complica si se dice que el puesto debe ser cubierto por alguien con ojos azules,  que no sea calvo, que sus genitales sean X, que…..y sigue la selección de características que en ningún modo afectan la posibilidad de rendimiento.

Pero existen, y existen en todo el mundo, sexo, religión, grupo étnico etc.

Dejé la edad para lo ultimo que es aquello de lo que se trata aquí.

Así como hablamos de un techo de cristal en el caso del crecimiento laboral obstaculizado en el caso de las mujeres, que no se dice pero que está, también hay un filtro etario para el crecimiento o incorporación de personas de mas de 45 años en las empresas. (ver mi trabajo La guerra del cerdo)

No encontramos explicaciones o fundamentos para este filtro. Entendemos que hay posiciones que requieren el uso de capacidades,  destrezas o habilidades psicomotoras especificas que el puesto quizá requiere y que son características juveniles, cuando el filtro se aplica para posiciones que no tienen este requisito, hablamos de discriminación.

Los criterios de evaluación que se utilizan son antiguos o anacrónicos. Fueron ideados tal como decimos arriba mucho antes de la Tercera revolución industrial. Nos encontramos desarrollando la Cuarta revolución. Se ha prolongado la expectativa de vida de manera notable, hablamos de cyborgs (seres humanos con dispositivos electrónicos insertados en sus cuerpos), hablar hoy de la mitad de la vida no es ya como el siglo pasado de 40 años, más allá de las razones económicas se está viendo de prolongar la vida laboral después de los 65 años. Los procesos de envejecimiento se dan luego de las menopausias y andropausia. El deterioro cognitivo se precipita luego de los 65 y no uniformemente en todas las personas ni tampoco disruptivamente. A los 50 años una persona sana esta en su punto más alto de su desarrollo. Ahora bien, como las personas viven en un contexto prejuicioso, muchas veces por falta de información, viven un proceso de arrinconamiento que lleva muchas veces a la claudicación, que de allí no se vuelve. El desempleo allí se convierte en un degradador de la autoestima irreparable. Cuando se busca trabajo y se tiene mas de 45 años, la edad, lo vivido, lo aprendido, las competencias adquiridas se convierten en un estigma en vez de una virtud.

El trabajo requiere una capacidad que se denomina laborativa, disposición resultante de la personalidad, de la preparación o instrucción, destrezas adquiridas y competencias (conocimientos y habilidades adquiridas en trabajos anteriores) y disposición mental para el trabajo y compromiso.  Esto normalmente en  una persona de mas de 45 años existe (obvio relacionado con el puesto)

Entonces por que el prejuicio?

El prejuicio se resiste a cualquier explicación. Es o no es. Se tiene o no se tiene. Fundamentar un prejuicio es el prejuicio que se autojustifica. Explicarlo es darle entidad.